PORTADA HISPANA conversó con Oscar Manuel Rodriguez Ochoa “Luy”, director general del Círculo Mundial de Caricaturistas, Dibujantes e Ilustradores de la Agencia Mundial de Prensa de Nueva York, presidente y director general de la Agencia de Caricaturistas y Dibujantes “Cardi”, editor general del T-Veo Mundo de Caricaturistas de Madrid – España, entre otros cargos. “Es importante comprender que el humor tiene dos caras en función de cómo se le trate. Mientras por un lado puede hacer conciencia por su carácter ideológicamente honesto y en beneficio de los demás, por otro, puede ser producto de juicios sin fundamento con propósitos alejados de las causas sociales, y crea mentalidades desviadas del bien común y transgrede conciencias”, nos cuenta “Luy”, quien es profesor titular de “Dibujo Humorístico” en la Universidad de la República Mexicana. Sus caricaturas se publican en los cinco continentes del mundo mediante más de 1500 medios informativos a través de 40 agencias internacionales. Ha ganado más de 70 premios internacionales entre los que destacan el Premio Nacional de Periodismo otorgado por el Círculo de Periodistas de México, entre otros premios en España, Estados Unidos, China, Cuba y otros países. “El humor es un ingrediente fundamental en el desarrollo de la vida diaria y cuando lo orientamos en favor de los intereses sociales, este se convierte en la expresión más penetrante para la comunidad”, comenta a PORTADA HISPANA.

Usted es dibujante y caricaturista por vocación natural, ¿cómo ha influido en su obra otros aspectos de su vida como su interés por la ciencia, la conciencia cósmica,  el poder de la mente humana y la necesidad de comunicar un mensaje universal?

El arte nos conecta desde las entrañas con el todo, y más aún si la llevamos a la práctica con la emoción y gusto por desempeñarlo. Así cuando uno ejerce, está en sintonía con el universo,  y la armonía que genera nos hace lograr un óptimo ejercicio en todos los sectores de la vida. El haber encontrado mi misión artística desde muy pequeño, le ha dado sentido y dirección a mi vida.

De igual forma desde temprana edad tuve un gran interés por conocer el cosmos y en general la ciencia. Es así que una cosa me llevo a la otra, sobre todo si comprendemos que todo está interconectado. Cuando uno tiene trazada su ruta de existencia, los logros se van cultivando por inercia de desempeñar y crear con el amor y conciencia cada uno de sus proyectos. 

¿Cuáles son las principales fuentes de inspiración en su obra?

La imaginación es infinita y si uno sabe ser libre en sí mismo, lo será con el entorno mundano, es así que podemos volar a grandes alturas con todas las herramientas de nuestra propia atmósfera artística.

Todo lo que nos rodea se convierte en fuente de inspiración y cuando uno sabe conectarse desde los sentimientos a todo lo que vemos, palpamos y vibramos nos convertimos en el origen de lo que nuestra alma transmite, nos hace  tener voz propia de nuestras creencias, formas de ver la realidad, propuestas y consideraciones de los hechos que integramos en nuestro ejercicio profesional. Podría resumir que “la vida es mi fuente de inspiración”.

¿Qué aspectos  temáticos de su obra le han merecido mayor reconocimiento, éxitos y/o premios?

Ejerzo la caricatura a nivel profesional y asumo a cabalidad la importante responsabilidad que implica, de forma tácita el papel que desempeño como líder de opinión frente a una sociedad cada vez más exigente en sus causas y demandas.

Nos convertimos en portavoces de la ciudadanía, abanderamos los anhelos y aspiraciones colectivas. Asimismo encabezamos la labor de formar opinión en los lectores. El humor y la creatividad se convierten  en dos vías para transmitir  mensajes e ideas. En lo personal considero que precisamente esto ha sido clave indispensable para ganar adeptos en las preferencias del público por mis obras publicadas, en torno a visibilizar temas sociales.

¿Cómo se relaciona el aspecto creativo del arte del dibujo y la caricatura -desde la perspectiva del mensaje social- con la conciencia cósmica y el amor universal?

En el universo todo forma parte de todo. Mientras podríamos tener a juicio una catalogación de lo que es la conciencia y clasificarla en humana, planetaria, galáctica y universal, al final estas forman parte de una sola. Es así que cuando recurrimos a nuestro poder gráfico para entretejer nuestras propuestas paralelamente estamos construyendo puentes para acceder a caminos propositivos a partir de problemáticas marcadas en los sucesos diarios. Siendo creadores y creativos conectamos estrechamente con el cosmos encausados a la promoción de los valores artísticos a los que los caricaturistas nos enfocamos  y somos parte.

¿Cómo explica el buen humor en la caricatura con mensaje social puede trasformar un contenido de carga negativa, de injusticia, desigualdad, sufrimiento, pobreza, etcétera, en un mensaje que trasmite vibraciones positiva y conciencia universal?

El humor es un ingrediente fundamental en el desarrollo de la vida diaria y cuando lo orientamos en favor de los intereses sociales, este se convierte en la expresión más penetrante para la comunidad, ya que es fuente de integración de lo que el caricaturista comunica y lo que la ciudadanía anhela, además de que hace más digeribles los mensajes plasmados en el papel. El humor para cumplir con una labor social debe estar encaminado de manera constructiva para contrarrestar todo aquello lesivo a lo que la población tiene como propósitos de avance y crecimiento. 

El humor como producto de la historia y la cultura de los pueblos…¿nos puede decir algo del grado de conciencia alcanzado por una sociedad?  Hablando del mal humor, humor negro, burlesco, picaresco, etcétera.

Es importante comprender que el humor tiene dos caras en función de cómo se le trate. Mientras por un lado puede hacer conciencia por su carácter ideológicamente honesto y en beneficio de los demás, por otro, puede ser producto de juicios sin fundamento con propósitos alejados de las causas sociales, y crea mentalidades desviadas del bien común y transgrede conciencias.

En el caso de los caricaturistas debemos  ser estrictamente cuidadosos con el humor, ya que en principio, el primer afectado en imagen es el propio humorista. Como parte de la sociedad, considero que todos tenemos que llevar a la práctica acciones que impulsen el proceso evolutivo humano, y esto inicia en los pensamientos, palabras y sentimientos como códigos de comunicación,  por lo cual al hacer uso del humor nos convertimos en enlaces directos con universos creativos en conciencia o por el contrario en inconciencia. 

Sobre el poder creativo del ser humano en tiempos de pandemia y virus… ¿Cómo se transforma el miedo en amor? ¿Cómo se transforma el miedo en realidad?

La situación actual de sanidad por la que está atravesando el mundo ha ocasionado que sus habitantes tomen posturas muy marcadas. Mientras la mayoría de las personas son co-dependientes de lo que los medios de comunicación y autoridades transmiten, el sector restante está desmarcado de lo que se pretende imponer al consciente colectivo. Cuando formamos conciencia fuera de la propagación del miedo, ascendemos en alma a observar nuestro presente con amor, ya que  este es la raíz de nuestras propias esencias. Tener conciencia de lo que somos en el interior nos empodera mediante la expansión de nuestras facultades personales, alejándonos de cualquier escenario de control y manipulación. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here